Casitas infantiles de madera para jardín
Casitas infantiles de jardín para niños

Casitas infantiles de madera para jardín

Casetas de jardín para niños

Las casetas de jardín para niños no son algo nuevo, pero cada vez hay más variedad, accesibilidad, y facilidad para adquirir una sin tener que ser un experto en carpintería. Ya no hay necesidad de fabricarla pieza a pieza.

¿Quién no recuerda esas casas elevadas en árboles? Lugar sin duda de juegos durante muchas horas. ¿O esos juegos a oscuras bajo mantas con linternas en las literas de nuestra habitación con tu hermano mayor o menor?

Casitas infantiles de madera para jardín

Las casitas infantiles de madera para jardín son una opción no solo decorativa o lúdica, sino que además adquiere valores y lazos sentimentales que van más allá de un simple juguete.

Muchos padres hoy día suelen consentir a los menudos con aquello de lo que carecieron en su infancia. Eso puede sobrecargarlos con regalos que muchas veces acaban en un cajón al poco tiempo.

Con tanta tecnología es fácil caer en ello, pero hay familias que quieren darle una alternativa a sus hijos para que tengan otro tipo de divertimento más acorde a sus valores. Menos horas de pantalla y más actividad al aire libre. Intentan inculcar a sus hijos la creatividad en el juego y adaptar su aprendizaje.

Las casitas infantiles de madera son ideales para poner en terrazas, patios, jardines, solanas y en definitiva en diversos lugares que fomenten el juego y el mundo imaginario de cualquier infante.

Casita de jardín de árbol y niños jugando

¿Qué valor pueden tener en el tiempo las casas de madera para niños?

La caseta infantil es una apuesta segura que bien puede llegar a perdurar en el tiempo y, por qué no, llegar a pasar a la siguiente generación.

Las casas de madera infantiles tienen distintos tamaños y pueden adaptarse a su crecimiento. También existe la posibilidad de aumentarlo con módulos, y lo que hoy puede ser un lugar de juego, mañana puede ser su rincón especial donde estudiar y tener su propio espacio privado. Como una casa de invitados.

¿Por qué es una buena idea tener una caseta en el jardín o terraza?

Atrás quedaron las largas horas donde se jugaba al aire libre, entre calles, barriadas, plazas y parques. Espacios donde veíamos pasar la vida felices en nuestro entorno.

Con el presente y el futuro en un escenario que no podemos presagiar, es bueno que los niños, que necesitan tener un lugar de juego propio, mantengan un punto de evasión donde desarrollar su imaginación y puedan eliminar el estrés jugando.

Esos espacios pueden servir de lugar de socialización con amigos, primos, hermanos, y vecinos. Nos aseguramos así que tengan una infancia completa. Además, en tiempos donde la socialización en el colegio o en la calle no sea posible, sigan disponiendo de esta alternativa.

Con el tiempo los niños crecen y nos preocupa si habremos sacado partido de la inversión. Más adelante detallamos todo sobre los materiales y la durabilidad, pero es importante entender que lo que un día fue una caseta de juego, en el futuro puede servir un multipropósito.

En definitiva, más que una pequeña casita de juegos infantil, es una casita que une generaciones, perdura en el tiempo y nunca será un mueble inútil en un jardín. A una caseta siempre se le sacará un provecho de una manera u otra. Se acabará convirtiendo en una fábrica de recuerdos que siempre nos sacará una sonrisa.

Qué debes saber antes de comprar una casita de jardín infantil

Es esencial considerar los materiales de constitución y fabricación a la hora de seleccionar una casita infantil. En este punto entran en juego factores como el clima o también aunque cueste admitir, el uso deterioro que le pueden causar los niños.

Al ser objetos en exteriores habrá que considerar las condiciones climatológicas. La madera es uno de los materiales más apropiados, sobre todo aquellas más resistentes como la de abeto. Ésta soporta a la perfección los climas cálidos.

Es importate que el grosor de la madera sea el correcto, ya que ésta determina su aislamiento y robustez.

Lo ideal es que se aplique un tratamiento de protección a la madera para una mayor durabilidad en el tiempo.

Asegúrate de que los acabados son óptimos y que los materiales son aptos para el juego infantil. Por ejemplo, que en vez de llevar cristales en las ventanas lo idóneo es que sea de un material como el metacrilato.

Hay que asegurarse también que los bordes del modelo que te interese estén protegidos, y no haya astillas con las que cortarse.

Materiales resistentes para casetas

Las casitas de jardín se fabrican con materiales resistentes de alta durabilidad y cumplen los estándares de seguridad, pero es importante asegurarte que compras la misma en un lugar de reputación reconocida y que garantice la calidad de éstos.

Plástico
Ya sea completamente hecha en plástico, o combinando plástico con otros materiales, el plástico añade ciertas resistencias a la intemperie ya que el plástico con las que son construidas es resistente a los rayos del sol y la climatología, además del uso propio de los niños. Son fáciles de montar ya que vienen prefabricadas y sólo hay que acabar de ajustar los accesorios y en un plis-plas tenemos la casa a punto para jugar. Sin embargo el plástico, tanto en su fabricación como en su desecho, es un problema medioambiental.

Madera
En el mercado las casitas de madera pueden personalizarse más. Existen empresas que se dedican a construirlas a medida, o que como el resto de casetas de madera que ofrecemos, son modulares y pueden adaptarse. Aunque resistente, bonita y bien integrada en el jardín hay que tener en cuenta que necesita más cuidados que una de plástico. La madera tiene que estar bien tratada para estar en el exterior y mantener un cuidado de manera regular. No será un problema si al comprarla viene detallado el tratamiento que reciben para exteriores, y se nos asegura cierta durabilidad. Con el mantenimiento adecuado podrá durarnos décadas.

Tela
Independientemente del resto de materiales que tenga la caseta, la tela suele estar presente en la decoración de interior. Dependiendo de la climatología, humedad ambiental, cerramientos y aislamientos que tenga la casita que compremos, deberemos ser cuidadosos eligiendo el tipo de tela que empleemos. En una caseta bien aislada no tendría que suponer un problema durante el invierno o las épocas de lluvia, u otras inclemencias.

Material Reciclado
Se puede crear partes del exterior o interior de la casita con materiales reciclados. Trozos de madera como palets o similares, para crear asientos, camitas, y zonas de juego son una opción a tener en cuenta. Los mismos niños pueden utilizarlos para ayudar a construirla y decorarla con cajas grandes de cartón, pinturas y otros elementos que tenemos en casa.

 

Accesorios para casetas en jardín o terraza para niños

Si tienes la suerte y dispones de espacio en casa o un jardín, tener una casa de juegos para tu niño/a o niños será una apuesta segura.

También podrás añadir elementos de parque infantil, toboganes, camas elásticas, columpios, u otras opciones para darle un toque personal. 

Pero no todo se trata del exterior.

Decoración de interiores de casetas de jardín

La creatividad es el límite que hay que ponerle al interior de una caseta para niños. Es importante que ellos se impliquen en el proceso de crearla, porque a fin de cuentas tiene que estar hecha para ellos. De paso estimulamos su creatividad.

La decoración de la casita de jardín puede empezar como una casita de muñecas, o de actividades deportivas, y acabar siendo un gimnasio tras 10 años, o un garaje, o taller.

En algunas casetas el espacio y la altura de la caseta puede permitir añadir literas, o tener simplemente sillitas a juego, mesas de madera, y hasta juguetes que vayan con la temática o los gustos de los pequeños.

Como ya mencionamos antes, los niños también crecerán, así que si queremos asegurar la durabilidad del proyecto es bueno pensar en una caseta modular. Así podremos adaptarla al paso del tiempo añadiendo nuevos elementos al interior o exterior. Por ejemplo dotándola de habitabilidad con sofás, camas, o zona de juegos interior, mini salón, o taller si a nuestros hijo/a o hijos les gusta desarrollar su inteligencia y creatividad con sus habilidades.

Resumiendo…

Estamos tan seguros que a los pequeñajos les va a encantar tanto su nuevo espacio que ésta formará, sin duda alguna, un pilar en los recuerdos de su infancia y la memoria de éstos perdurará a lo largo de toda su vida.

Ir arriba